X
Política de Privacidad y cookies

Utilizamos "cookies" propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle contenidos, servicios y publicidad personalizada a través del análisis de su navegación. Si continua navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración.

Literatura

María Oruña: "Siempre me ha atraído el misterio"

"Los libros acompañan a las personas y logran que se evadan de otras realidades"

La escritora gallega María Oruña junto al faro de Suances.
21.08.2017 | 04:00 | Descubre FDS

P ¿Qué es para usted una buena novela negra?
R Se supone que una novela negra purista debe recoger unos rasgos distintivos claros: crítica social, un ambiente urbano por lo general, personajes sórdidos y grises, trama criminal, narración poco descriptiva y mucho menos intimista. Sin embargo, este concepto se ha ampliado mucho y yo siempre digo que no podemos seguir escribiendo igual cuando nosotros mismos somos ya diferentes. Por mi parte, considero que escribo novela de misterio (un híbrido, como diría Víctor del Árbol), en la que está presente la historia, la ciencia, el humor. No hay fórmula que diga cuándo estás ante una buena novela de misterio/negra/thriller. Si la hubiese, todos la habríamos seguido ciegamente. Pero una buena novela es la que no defrauda, la que no engaña al lector, la que cuenta una buena historia logrando que se cuele dentro del que la lee. Cuando el lector termina la última página, debe sentirse satisfecho.

P¿Cuáles serían sus personajes y autores negros favoritos?
R Me gusta mucho el asombroso y caustico sentido del humor del detective Philip Marlowe de Raymond Chandler; creo también que el personaje de Lisbeth Salander en la trilogía Millenium fue, en su momento, absolutamente original, magnético e inteligente. Me gusta también Pierre Lemaitre: he leído varios de sus trabajos, pero creo que su novela Alex es un juego de inteligencia brillantísimo (¡gracias a Jordi Llobregat por recomendármelo!); la novela Un millón de gotas de Víctor del Árbol me parece también un trabajo de gran calidad€hay muchos buenos autores, aunque reconozco que leo poca novela negra.

P ¿Se ha sentido atraída por este género desde siempre?
R Lo que me ha atraído desde siempre es el misterio. En ese sentido he sido fantasiosa desde pequeña, porque todo me fascinaba: fantasmas, antiguo Egipto, casas abandonadas, crímenes no resueltos€claro que yo de niña no soñaba con ser escritora, sino corresponsal de guerra.

P ¿Qué opina de la expansión que vive en España esta literatura?
R Creo que los libros acompañan a las personas y logran que se evadan de otras realidades. Que la novela negra o de misterio se siga expandiendo puede tener varias razones: quizás se justifique como una manera de tener controlado el mal; cuando en nuestro entorno todo es corrupción, radicalismos religiosos, etc., nos encontramos con un tipo de género que puede hablar sobre estos y otros muchos temas y lograr cierto equilibrio al final: no se trata de que siempre ganen los buenos y pierdan los malos, sino de que nos encontremos ante cierta justicia al final y ante personajes íntegros (no importa que se trate de anti héroes) que nos devuelvan un destello de esperanza.

P ¿Y qué le ha traído a participar en estas jornadas, qué espera de Cartagena Negra?
R Principalmente me ha atraído el que me hayan invitado. Tengo muy buenas referencias de Cartagena Negra, pero lo importante no es qué me puedo llevar yo, sino qué puedo aportar: los debates y las mesas redondas con compañeros me consta que suelen ser muy interesantes para el público, y mirar a los ojos a los lectores y escucharles es una maravilla. Siempre lo digo, los lectores son el verdadero éxito, lo demás es accesorio.

P ¿Cuáles son sus armas y métodos preferidos a la hora de matar?
R No existe un mejor método para matar, sino una mejor motivación. Un asesinato al azar, porque sí, es un absurdo tan ridículo que sólo plantearlo me resultaría molesto. En una novela de misterio, insisto, la motivación y la finalidad del asesino son los pesos fundamentales. El método casi es lo de menos, aunque en Un lugar a donde ir la forma en que muere el personaje principal me consta que ha sorprendido a muchos, especialmente en el sector de prensa especializada: desde luego, yo nunca he encontrado esa forma de asesinar en ninguna otra novela.

P Elija algún personaje real para quitar de en medio y justifique el crimen, claro.
R En unas circunstancias normales no asesinaría a nadie. Pero si tuviese un objetivo claro trazaría un plan muy detallado que dependería de los hábitos de la víctima: obviamente no puedo revelarlo en una entrevista porque si esto sucede me descubrirían y el crimen perfecto es el que no se resuelve. Sin embargo, sí puedo decir que considero que el ataque más destructivo y cruel contra una persona ha de dejarla indemne: un asesino despiadado no la atacará a ella, sino que aniquilará a toda su familia. No creo que exista una forma más efectiva y permanente de causar dolor.

P ¿Qué tiene el norte español para que últimamente haya muchas novelas negras allí?
R No lo sé, francamente. No se trata de utilizar paisajes nebulosos, fríos y misteriosos para encuadrar un buen thriller: de hecho, Puerto Escondido transcurre durante un verano y en Un lugar a donde ir la niebla sólo aparece en un par de escenas, por ejemplo. En mi caso particular, siempre explico que el paisaje y la ubicación de la trama no es «otro personaje» como se suele decir, sino que forma parte de los personajes; la gente del norte de España tiene un ánimo, un humor y hasta una gastronomía distinta a la de otras zonas de la península. El clima tiene mucho que ver con la fortaleza de carácter, con el tipo de bromas y reacciones de los personajes.

P¿Y qué tiene Valentina Redondo de especial para protagonizar una serie negra?
R Valentina representa de forma muy marcada esa dualidad que todos llevamos dentro: en su trabajo es rígida y cuadriculada, resolutiva y perfeccionista (de hecho, sufre un TOC y necesita ver todo ordenado a su alrededor). En su vida privada es insegura, frágil, desconocedora del carisma que porta y que los demás admiran. Es bonita, pero no especialmente bella y sus curvas son moderadas; tiene un ojo verde y otro negro, resultado de un hecho de su pasado que pauta todo su presente: una obsesiva búsqueda por controlar el mal y todo lo que corrompe a los inocentes. Sin embargo, no es un personaje gris y estático; dispone de cierto humor, es joven y evoluciona hacia un estado menos rígido progresivamente: simboliza la esperanza.

P ¿Cuál ha sido la acogida del público en las dos entregas de la serie publicadas hasta ahora?
R La acogida ha sido espectacular: tenemos que tener en cuenta que en septiembre de 2015 (fecha de publicación de Puerto escondido) yo era una completa desconocida en el campo literario y editorial. Como este mundo era nuevo para mí, pensaba que lo que sucedía era «normal» pero ahora, mirando hacia atrás, compruebo que lo que ha ocurrido con mi trabajo es extraordinario. Puerto Escondido ha sido publicado en varios idiomas y lleva cinco ediciones de la Editorial Destino y cuatro de bolsillo (Booket), y Un lugar a donde ir, que salió en febrero de este año con una gran tirada, va por su segunda edición. Sólo puedo tener palabras de agradecimiento para los lectores y para la Editorial Destino por confiar en mí.

P ¿Vamos a poder disfrutar de una tercera parte de la saga, volveremos a ver a Valentina en acción?
R Sí, de hecho estoy trabajando en la tercera entrega de la serie. Sólo puedo decir que estoy disfrutando mucho escribiéndola y que creo que va a sorprender.

P Ofrézcale algún consejo al lector de novela negra.
R Dar consejos a un lector entrenado es arriesgado, pero sí le diría que no se limite a localizar al «malo» de la novela como objetivo primordial: un libro no es una yincana contra reloj, sino un soporte del que disfrutar; la trama, los personajes, la prosa, las motivaciones de los protagonistas, la credibilidad del texto. ¡Disfrutemos la lectura!

Descubre FDS

José Hernández Pina, 1984

Nunca habíamos conocido nuestra geografía ni nuestras peculiaridades paisajísticas como nos las enseñaba con sus fotos

Vacaciones en Camberra

Buenas, quería una camiseta de manga corta, de algodón. - Sí, claro, cómo no. Mire, pase que tenemos aquí la nueva colección, 100% algodón y recién...

Raúl Bernabé: "Un vapeador de paparajote sería un éxito"

Ex fumador de cajetilla y media diaria de tabaco, desde hace dos años se dedica a la venta de vapeadores

26 secretos para ser inmortal

Olvídese de la dieta Okinawa y cancele ese viaje a Japón que tenía previsto para descubrir los milenarios secretos de los centenarios nipones. Aquí le traemos la guía definitiva para ser inmortal

La guerra en el aire

Y como quien no quiere la cosa, nos hemos metido en la lección nº 52 de esta liviana ´Tarea de Vacaciones´. El tiempo pasa raudo y la holganza toca...

María Oruña: "Siempre me ha atraído el misterio"

´Los libros acompañan a las personas y logran que se evadan de otras realidades´